Miami, Florida, viernes 27 de mayo del 2011 (Texto, diseño y fotos: Hugo Marino Romero) Qué feliz sería el mundo si todos los matrimonios vivieran en franca armonía, tuvieran empatía como pareja y que el atractivo que sirvió para conocerse durante el noviazgo se conservase toda la vida. La felicidad existe si nos proponemos vivirla siguiendo fielmente los principios bíblicos que sirven para fortalecer un matrimonio.

Así lo menciona en el seminario “Claves para un Matrimonio Feliz” ofrecido en Ministerios El Buen Pastor Internacional por el Reverendo y Presbítero puertorriqueño, Israel Suárez. “La razón especial consiste en dedicarle tiempo a su pareja. A ello se le debe agregar unas cuantas gotas de amor, cariño y afecto, mostrar confianza el uno al otro y siempre tratarse con amabilidad y respeto”.

Palabras sabias de un Siervo de Dios que, según menciona, con Ruth, su esposa, ya van para más de medio siglo de casados. Se escribe fácil pero no es sencillo hallar la palabra mágica para evitar los contratiempos matrimoniales. El exceso de tensión, los problemas de comunicación en el que lo principal consiste en saber cuándo guardar silencio y escuchar sin indiferencia o egocentrismo.

El Rev. Suárez se remitió a la Biblia para subrayar que al leer las Santas Escrituras comprenderemos que es como “Un mapa de carreteras para los matrimonios”. Mateo 19:6 “Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre”. Génesis 2:21-24 “Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar”. Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre. Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada. Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne”.

En torno al respeto que debe haber entre la pareja mencionó Proverbios 12:8 “Según su sabiduría es alabado el hombre; Mas el perverso de corazón será menospreciado”. Y Efesios 4:31 “De manera, hermanos, que no somos hijos de la esclava, sino de la libre”. En referencia al respeto mutuo indicó Proverbios 12:8 y Efesios 4:31, para luego señalar que es necesario cultivar la bondad y la compasión Efesios 4:32. Y la humildad la enfatizó con Filipenses 2:3.

La charla del Presbítero Suárez sirvió para contemplar puntos precisos e importantes en lo relacionado al matrimonio. Seminario al que asistió un nutrido número de parejas, algunos recién casados y otros con varios años de enlace  bendecidos por Dios. La directora principal de MEBPI, Lidia Rodríguez, presentó al disertador que, muy caballero, le hizo entrega de un obsequio destacando que era el último que había logrado encontrar. Se trataba de un cartel con una leyenda cristiana.

QUIÉN ES EL REVERENDO ISRAEL SUÁREZ

El Rev. Dr. Israel Suárez nació en Puerto Rico y se mudó a Nueva York siendo aún adolescente. Ordenado por las Asambleas de Dios en 1970, recibió su Licenciatura en Teología en 1982 y doctorado en el 2000. Después de su ordenación se mudó a Fort Myers, Florida y ocho años más tarde fundó, con un grupo de voluntarios, la Asociación de Naciones para dedicarse a tratar adolescentes con problemas. Por ese motivo, en octubre de 1990 fue condecorado por el ex presidente George Bush con el «276th DailyPoints Light». El Departamento de Educación del Estado de Florida le honró con el premio “Dr. Martin Luther King, Jr. Memorial Award”.  Asimismo fue reconocido por el Condado Lee en Fort Myers, Florida, como “Ciudadano del Año”. En 1994 el Fort Myers News-Press le declaró, a él y su esposa Ruth, “Personajes del Año”. El Dr. Suárez ha sido presidente de la Asociación Hispana Cívica del Sudoeste de la Florida, la Confraternidad de Ministros del suroeste de la Florida y la rama local de Cristianos de Negocios en el Movimiento Internacional. Tiene el honor de haber sido nombrado por el ex gobernador de la Florida, Jeb Bush, para llenar una vacante en el Consejo de Administración para el Lee Memorial Health System en Fort Myers. Ha fundado cuatro iglesias en ese condado, todas permanecen activas. Un pastor conduce cada templo. Es autor de más de una docena de libros, ministra a través de una radioemisora local en Fort Myers. Recibe muchas invitaciones para dar conferencias y seminarios como fundador y director de “Clínica Ministerial Internacional” que brinda charlas a los ministros hispanos en todo Estados Unidos y otros países. Actualmente es Presbítero del Distrito Hispano del Sureste de las Asambleas de Dios, teniendo a su cargo la Sección 3 del Estado de Florida, donde supervisa unas 15 iglesias y promueve el establecimiento de obras nuevas.

Anuncios