Miami, Florida, domingo 23 de enero del 2011 (Escribe Hugo Marino Romero) El expresidente Alejandro Toledo (2001-2006), acompañado de su esposa, la belga Eliane Kark, asistió la noche del viernes a la Cena de Gala que organizaron un grupo de Perú Posible en uno de los salones del Hotel Marriott en la zona de Dadeland.

Toledo candidato de este partido para presidente en las venideras elecciones del próximo mes de abril ofreció un discurso en el que agradeció a los organizadores de la Cena y a casi medio millar de asistentes por haberse reunido con él  el pasado viernes. Actualmente, según un sondeo de la empresa IMA, el expresidente y ahora candidato nuevamente a la presidencia del Perú encabeza la intención de voto con el 27.3 por ciento mientras que el alcalde de Lima, Luis Castañeda suma el 22.8%.

El alcalde del Condado de El Doral, Juan Carlos Bustamante hizo uso de la palabra y aprovechó para hacerle entrega al candidato a la presidencia del Perú, Alejandro Toledo, de una proclama declarándolo huésped ilustre de la ciudad. Antes del discurso del ex presidente se presentó un video de Acción Política Perú Posible.

En la ceremonia estuvieron presentes el Secretario General de Perú Posible en la Florida, Luis Simauchi. En representación de los Empresarios del estado floridano habló Gonzalo Ganoza. Por las instituciones peruanas hizo uso de la palabra el ingeniero Silvio Alva y uno de los fundadores de Perú Posible, Gabriel Díaz, también dio las gracias a los asistentes a la Cena de Gala.

Entre los que se encontraban había  un grupo de peruanos dedicados  a los negocios en Estados Unidos entre ellos José Dongo y Miguel Hidalgo; Sergio y Flor Massa; Raúl y Angie Chipoco; Armando Brana, Leoncio Alvarez y Jorge Veloso; José María Herrero y José Rodríguez Bonola; Miguel Angel y Carla Ligia Ssaco; Carlos Document, Javier Reáteguí, de Perú Posible, que está postulando para el Parlamento Andino y el abogado y congresita Víctor Andrés García  Belaúnde de Acción Popular.

Alejandro Toledo unició su discurso señalando: “Amo la libertad. Soy libre gracias a la educación. Señor Juan Carlos Bermúdez, alcalde de la ciudad de El Doral, deseo que usted sepa que el resto de los días que Dios me conceda, no cesaré en mi lucha en medio de América Latina entera. Digo entera para que sea libre de las dictaduras. Libre del totalitarismo comunista. Libre de la pobreza.

Recuperamos la democracia, los peruanos de diferente color político. La libertad y la democracia van más allá de las fronteras del Perú. Somos ciudadanos de América Latina. Somos y debemos ser ciudadanos del mundo libre. Mi terquedad no es transitoria.

Mi terquedad para hacer que el Perú sea libre no es solo democráticamente, porque los peruanos aún están atrapados en el hueco oscuro de la pobreza y destrucción, también quiero que sean libres, como soy yo ahora después de haberme escapado de los antros de pobreza.

Agradeció la presencia del público y dijo: “Lo tomo como un gesto generoso, como  la preocupación de mujeres y hombres que comparten el Perú entero. Con su presencia están gritando un Viva el Perú Cara…”  El Perú del mañana requiere ir más allá de las fronteras patrias.

Toledo vuelve pero no desea volver solo. Esta noche quiero  invocar a ese profundo sentido de austera humanidad para que los peruanos que viven fuera del Perú puedan regresar.  Sé que muchos ya han enraizado su vida aquí en los Estados Unidos y en otras partes del mundo.

Gracias al desarrollo tecnológico y a la cibernética hoy es posible estar un tiempo por aquí y otro tiempo por allá. No se olviden de ese valse “Todos Vuelven”. Toledo regresa porque tiene una agenda pendiente con el Perú. Porque le tengo una deuda profunda a un país que me ha dado todo. Quiero decirles que de dónde vengo todo se debe gracias a la educación de los maestros.

Hice la ruta de Cabana a Chimbote de allí a San Francisco, Nueva York, Washington y de los Estados Unidos a todo el mundo gracias a la educación. De esa manera podrán entender porque estoy empeñado en iniciar una revolución de la educación en el Perú.

Es mi deseo y quiero que todos los peruanos sean libres como yo. Libres de escoger. De tener un trabajo digno para no ser discriminados por nadie, independientemente del color de nuestra piel. Para que no se discrimine a la mujer.

La educación se ha cimentado y para ser libre hay que comenzar con lo primero. La capacidad neuronal de una persona o la capacidad intelectual de una mujer o un hombre  se forjan durante los primeros cinco años de vida.

Es mi deseo comenzar esa revolución en la educación con los niños de cero años hasta los cinco. Debemos preparar ese capital humano para que cuando terminen la primaria y secundaria sean capaces de correr solos. Para que sean dueños de una alta estima personal.  Que tengan el coraje de jugar en cualquier campo grande en el mundo. Solamente es necesario construir ese capital humano.

Tengo un compromiso de consolidar el crecimiento que el Perú está cimentando en los últimos nueve años. Si hacemos una abstracción del año 2009. Viene creciendo un promedio de 0.5 por ciento. Llegará el momento de hacerlo crecer a cerca de un 10 por ciento. Necesitamos consolidar cinco años más de crecimiento. Serían 15. Toledo primero, Alan García después y Toledo ahora. Allí están los 15 años consecutivos de crecimiento con los cuales al Perú no le gana nadie.

Necesitamos convertir al Perú en un país exportador de materia prima. En un país que pase de una economía primaria a una economía transformadora. A una economía que conduce con valor agregado, que no es esclavo de los precios de las materias primas en el mercado internacional. En ese rubro quiere ser libre también allí.

Aún estamos bien, porque el precio del oro está a $1.400 dólares la onza. Porque el cobre está creciendo. Pero si mostramos la inteligencia que tenemos no podemos poner al Perú en la vulnerabilidad de que mañana suceda algo en la economía mundial. Se caigan los precios de las materias primas y queden truncados los sueños para nuestros hijos.

Necesitamos darle valor agregado a nuestra producción. No quiero exportar solamente cobre. Deseo exportar alambre de cobre. No quiero exportar solamente gas. Quiero plantas de petroquímica que produzcan fertilizantes para la agroindustria. No quiero solo uvas y mangos, quiero vino, jugo de mango, quiero las alcachofas envasadas en los Estados Unidos.

Deseo hacer uso del libre comercio pero con productos procesados que generen trabajos con las manos de las mujeres y hombres del Perú. No quiero una economía esclava a factores externos. Esto solo vamos a lograrlo si sembramos conocimiento a través de la educación.

No se acepta una propuesta teórica de un profesor de la Universidad de Stanford. Es la cruda y andante realidad de lo que es capaz de hacer la educación. Soy la evidencia de lo que se puede lograr con la educación. Si no fuera por ello, nunca hubiera llegado a tener dos maestrías y un doctorado de Sanford. No hubiera sido profesor de Harvard, nunca hubiera trabajado en el Banco Mundial de las Naciones Unidas y nunca hubiera tenido el privilegio de ser presidente del Perú si no fuera por todo eso.

Hay que ser humildes, transformando la economía de materias primas. Hacer una economía de reconocimiento con valor agregado. Quiero crear ciudades del conocimiento del Perú y América Latina y hacer de los jóvenes que sus hijos hoy día estudian en los Estados Unidos puedan regresar a Perú a producir chips de computadoras. A darle el valor agregado, hacer investigaciones científicas, efectuar inversiones en el Perú sin ningún temor. El Perú no solo está de moda. El Perú está en camino hacia el futuro.

Alejandro Toledo vuelve porque quiere que la economía continúe creciendo, porque desea transformar el proceso productivo, quiere prestarle atención a la parte social de la ecuación del desarrollo. Ha llegado el momento de hacer que los beneficios del crecimiento se sientan en los bolsillos de los pobres. No es justo que el conocimiento pobre beneficie solamente a algunos. No tiene ningún sentido ver anuncios en la televisión, cuán orgullosos estamos del crecimiento si la gente no lo siente, si la gente no tiene acceso al agua potable y desagüe, salud y educación de calidad.

Necesitamos atraer capitales de inversión. Los últimos 10 años, en la parte sur de Lima, Eso que le llama Asia ha crecido 15,000 por ciento en 10 años. Esa parte de Lima es diferente a Huancavelica que hace 150 años se ha quedado congelada, no aprendió nada, está empobrecida.

Es más, ese sur de Lima que tiene por nombre Asia tiene como trabajadoras del hogar a mujeres de Huancavelica a quienes les pagan una miseria y no las dejan bañarse en las playas de esa ciudad ¿Qué tipo de Perú tenemos?

No vuelvo solo para ser presidente. Tuve ese honor y privilegio que los peruanos y Dios me han dado para conducir los destinos del Perú, ya fui presidente. Regreso porque tengo causas muy concretas. Y esa distancia que acabo de describir entre Asia y Huancavelica es de mucha alcance. Eso significa para mí una política deliberada sin truncar en los vientos, sin caer en populismos. Pero sí para hacer que el color de nuestra tierra no haga diferencias. Para que no exista tanta distancia entre Asia y Huancavelica.

Vuelvo porque le tengo una deuda grande a ese Perú generosos que ustedes y yo conocemos. A ese Perú que añoramos. Que lo extrañamos más cuando estamos afuera. La bandera bicolor nos hace sentir  más peruanos cuando estamos en el extranjero. Toledo vuelve porque quiere que el crecimiento continúe, porque debemos transformar el proceso de crecer y producir, vuelve porque tiene un compromiso de reedificar el gozo social en el Perú.

Toledo vuelve porque ha llegado el momento de ponerle el cascabel al gato y hacer que las instituciones comiencen con la reestructuración de la amplia administración de justicia para terminar con la corrupción.

Un país corrupto es una nación enferma, cuidémosla. Un poder judicial, una administración de justicia que no proporciona estabilidad jurídica no apoya el capital de producción y si no hay capital social la economía no crece y si la economía no crece, no hay nada que distribuir. Porque tampoco vamos a caer en el comunismo de redistribuir pobreza, Necesitamos enfrentar el tema de la corrupción en el Perú.

Rehúso, me revelo a la moción esa de poner y sacar algo en algún lugar y esperar que pase algo. No señor, me revelo. La reforma de las instituciones del Estado para darle estabilidad con el objetivo de que rindan cuenta a sus ciudadanos.

Necesitamos que el poder Judicial y la Administración de Justicia no solo delegue justicia justa. A los peruanos de aquí les digo que los pobres puedan tener acceso a una justicia justa si es que no tiene dinero y no tienen influencia. Pero también un poder Judicial que garantice estabilidad jurídica.

Bienvenidas sean las empresas mineras. Bienvenidas sean las industrias. Bienvenidas sean las inversiones nacionales y extranjeras. El Estado mismo tiene la responsabilidad de darles denominacióm jurídica, pero ellas tienen la responsabilidad de no contaminar los ríos, no deforestar la selva y la sierra, de no contaminar los pulmones de los trabajadores.

Ustedes conocen una empresa norteamericana que está en nuestro país, la  Doe Run Perú, tenemos la responsabilidad de crecer pero no solo para nosotros, sino debemos dejarles a nuestros hijos un país libre y no contaminado. Machu Picchu no es solo para nosotros, hay que cuidarlo para ellos. El medio ambiente, no es una moda del mundo, Perú es uno de los pocos pulmones que tiene selvas para respirar.

Toledo vuelve porque está convencido que en el Perú es posible construir una sociedad más unida y menos polarizada basada en nuestra diversidad de cultura. En el Perú hay de todo, esa es nuestra fortaleza, no entiendo a los que dicen que algunos son ciudadanos de segunda categoría. El Perú es de todo, peruanos chinos, peruanos japoneses, amazónicos, cholos.

Con esa diversidad tenemos que  construir esa ventana de oportunidad que hoy tiene Perú, una posición de primera de jugar en la cancha del mundo. Yo vine a los 18 años y soy cinco veces inmigrante. Vuelvo porque ha vivido la experiencia de acoplarse a un país distinto, a un idioma, una idiosincrasia y sistema educativo distinto.

Si Dios y ustedes me acompañan para ser presidente de nuevo, mi prioridad será hablar del tema de la inmigración, comenzando con la Unión Americana, si gano, la primera llamada que haré será al presidente Barack Obama para poner sobre la mesa el tema de inmigración de los peruanos en Estados Unidos. Los peruanos que dicen que no son legales, son trabajadores y traen diversidad cultural a este país, ellos se fajan. Mi gente no es delincuente, que quede claro.

EL tema migratorio tiene que ser parte de una política de estado del Ministerio de Relaciones Exteriores y crearemos este entidad para erradicar ese tema migratorio. Yo lo he vivido. Ahora em Estados Unidos es más fácil, hasta pueden comer papa a la huancaína,  hace 45 años era todo diferente. Necesitamos revivir y poner en práctica la ley del retorno.

Toledo vuelve pero no solo. Quiero que me acompañes con tu presencia, con tu mente, tu trabajo o tu profesión, pero vuelve. Te pido de todo corazón que les digas a tus hijos que son peruanos y diles de donde vienen. Enséñales lo que es el camote, haz que no pierdan el español, y lo que es la bandera, un huayno, un valse. Ser peruano es ser grande, no importa la talla. Diles sobre sus orígenes. Llévalo al Perú.

Toledo vuelve porque tiene una deuda con las mujeres y hombre del Perú, principalmente a los maestros. Ellos serán mis soldados de la revolución de la educación. Los días que Dios me conceda, trabajaré en la educación porque somos grandes y creo que el Perú tiene una oportunidad ahora superior.

He decidido volver a la terquedad de ser presidente otra vez para entregarme con alma, corazón y vida. Muchos me dicen que soy soñador y lo soy, y que soy ingenoo, si y qué, pero me gusta soñar con los ojos abiertos. Un pueblo que se queda atrapado en el pasado corre el riesgo de perder el tren del futuro. No importa quien termina las obras.

Me he dado cuenta que soy un presidente agricultor, he sembrado la interoceánica y otros la cosechan, no importa, hemos sembrado Olmos y otros lo cosechan pero nosotros sabíamos que esas  obras de estado, no las íbamos a concluir pero si es adecuado que se hagan sin importar quien las cosecha. Hay que sembrar sabiendo que de repente no vamos a ver las cosechas.

Los hombres y mujeres que tuvieron el coraje de salir del país en busca de nuevos horizontes, en nombre de esas personas que han atravesado momentos difíciles les quiero decir nunca como hoy el Perú brilla tanto hacia el futuro. Nunca pierdan las esperanzas y en los momentos difíciles nunca arrojen la toalla.

Anuncios