Miami, Florida, lunes 8 de noviembre del 2010 (Escribe HMRE) La Pastora principal de Ministerios El Buen Pastor Internacional (MEBPI), Lidia Rodríguez, viajó como invitada especial a la República Dominicana con motivo de un Congreso en la Iglesia cristiana Triunfadores en Cristo que dirigen los esposos Pastores Elvis y Nadia Sahad. La Madre Espiritual de MEBPI debe retornar a la capital de las Américas este lunes. La Iglesia dominicana de los Pastores Sahad está ubicada en la Calle Beller casi esquina Cuba en Santiago. Se fundó en abril de hace cuatro años. Actualmente, se informó, que cuentan con aproximadamente un millar de miembros. Todos los domingos celebran tres cultos en diferentes horarios. Pero prosigamos con lo acontecido en MEBPI cuyas prédicas estuvieron a cargo del Pastor Ausberto Escobar y el Diácono Wilfredo Deniés. Ambos hombres de Dios predicaron dirigiéndose al mismo objetivo: La Palabra de Dios. Los dos están considerados doctos en las Sagradas Escrituras. El estilo de uno es diferente al otro. Ponen énfasis en sus prédicas extraídas de los libros de la Biblia corroborando así que están con el pensamiento puesto en el Creador del Universo para alimentar a los asistentes con las palabras espirituales necesarias que permitan percibir el factor netamente cristiano. Por ejemplo, el Pastor Escobar dijo: “Hay sueños que tú los tenías enterrados pero Dios va a empezar a desenterrarlos o hay situaciones en tu vida que ya las tienes descartadas pero a Él no se le han olvidado.  Dios tiene presente las palabras proféticas. La iglesia está en un mover de guerra espiritual, sanidad y liberación pero tenemos que movernos al compás de Dios y de nuestra Pastora, Apóstol  y Profeta Lidia Rodríguez”. Agregó que a  todos les gusta el tiempo de promoción. “Por eso -dijo- Dios tiene uno para nosotros pero lo van a tomar los atrevidos y audaces. Si tú no lo buscas pasará a otro. En el momento que menos esperabas el Señor mandará la promoción, pero hay un tiempo de espera y paciencia. Nosotros no podemos adelantar el plan de Dios pero si lo podemos atrasar”. Dios está viendo tu servicio, tu perseverancia y entrega a las cosas de Él. Hay que estar atentos y con apertura espiritual. Tener visión. “Hay una historia -señaló- de un músico, un niño de siete años, su madre lo inscribió en un curso de música. Le ayudó a estudiar y él infante perseveró hasta convertirse en vocalista cristiano muy popular, me refiero a Marcos Witts. Es un hombre que ha revolucionado la música cristiana. Su progenitora le ayudó a cumplir el destino profético para él. Por eso, para llegar a la promoción debemos pasar por un proceso. Si Dios te está diciendo algo, hay que hacerlo”. Luego se refirió al evangelista Luis Palau. Un hombre que Dios usó grandemente en la década de los 80. Pasó mucho tiempo preparándose. En su cuarto agarraba un micrófono de papel y se ponía a predicar. Por muchos años se dedicó a promover las campañas evangelistas a un misionero estadounidense. Un domingo el avión se atrasó y el predicador no llegó, el estadio lleno. Todos los encargados estaban preocupados  pensando a quien poner. Se decidieron por Palau, él estaba preparado. Estuvo esperando ese momento. Dios tenía previsto su plan. “Por eso hermanos -explicó- hay que perseverar en el camino para que se cumpla el propósito del Señor”. Palau, además de evangelizar con su palabra, tiene 41 libros publicados. Lo escuchan 22 millones de personas y mantiene cuatro portales en internet. Muchas radioemisoras transmiten su programa: “Cruzada con Luis Palau”. Se ha entrevistado con varios presidentes de Estados Unidos, incluyendo siete visitas a la Casa Blanca. Por todo eso, el Pastor Escobar enfatizó: “Hay que creerle a Dios, hay que alcanzar lo que Él ha prometido. Cuando hay un propósito del Señor no hay nadie que se oponga. Él usa las circunstancias para que se haga realidad. Dios no te va entregar algo si no estás preparado. Hay un tiempo para madurar. No culpes a otros. No seas renegón o criticón. Acepta el plan de Dios. Mientras sigas quejándote, no estás preparado. Dios ve tu motivación para alabarlo. El mira si lo haces por agradarle o si lo haces por cumplir. La madurez se mide cuando tú descubres el propósito de Dios para tu vida. Cuando logras esto no habrá nadie que te aparte”.

Anuncios